Tuesday, January 14, 2014

Zombie

Es de noche. 2 am. Todo en silencio.

De repente un chillido. La bebé se mueve.


(En mi mente) Se esta acomodando.


Ja.


Empieza a llorar, bueno chillar.


Me levanto con muy pocas ganas, pero bieeen pocas. no abro los ojos y me doy con la cama, la silla mecedora y el abanico. Todo esto arrastrando los pies.


Quien sabe de zombies sabe que van vagos por ahí hasta que oyen un sonido y van hacia él. Así me pasa a mí todas las noches, a la misma hora y luego en intervalos de 2 horas y media.


Incluso, levanta a mi esposo 3 a 4 minutos antes de que suena la alarma. A veces ni la pone.


Ya después de ahí, duerme hasta las 9:30 o 10:00 am.


El problema: bueno pues que sus hermanas me levantan a las 8:00 u 8:30, que no esta mal, si hubiera tenido una noche de sueño normal.


A donde fué mi hermosa bebe?


Si, amigos. era de envidiarse. Dormía toooda la noche, pero toda, eh. De 9:30 a 6:00, para tomar leche y seguir durmiendo hasta las 10. Incluso la acostaba despierta y se dormía.


Hermosa, verdad. (Suspiro).


Que pasó? Los dientes, eso pasó. Los benditos dientes.


Todo empezó una noche que lloró encima de mi alrededor de una hora y media, hasta que quedó rendida tomando leche (yo la lacto), La próxima noche igual.


De ahí para acá ha sido cuesta abajo. Los primeros días la sacaba de la cuna, le daba leche y a su cuna de nuevo. A las dos horas, repetir lo mismo. Pero además de los dientes, otra cosa apareció: sentir el calientito de mamá a media madrugada.


Oh oh...


Créanme, amo a mis hijas por lo que les doy amor todo el día. antes que me pueda lavar la boca, ya demostrándolo, solo con el hecho de no lavarme la boca al segundo de levantarme.


La bebé demanda mucho tiempo y que la tenga cargada, y yo lo hago, porque la amo.


Pero de noche, es hora de mamá. De descansar de un día largo, lleno de papeles, pintura, experimentos, quejas, cocinar, Ballet, Iglesia, regueros, trastes, gritar, barrer, escuela, juegos, hacer tonterías, baños, correr, bailar y por encima de todo DISFRUTARLAS.


O sea, estoy cansada. Contenta, pero cansada.


Creo que a es tiempo de destetarla, no del todo, solo de noche. Ya ella tiene 8 meses y no le hace falta la leche por muchas horas corridas.


Por eso he decidido implementar una rutina para hacer esto con amor, paciencia y delicadeza, o por lo menos tratar.   ;)


Encontré este método de Dr. Jay Gordon. Es hecho para bebés de un año o más. Pero puede usarse en bebés menores, si es AB.SO.LU.TA.MEN.TE necesario.


Ya lo he comenzado alrededor de hace una semana atrás.


Pero como ya la bebé se durmió, yo voy a aprovechas y dormir también, ýa que no se como me irá.


Espero en Dios, poder escribir no mas tarde de dos días, para contarles y ser de ayuda a quien lo necesite.


Veremos...


Odalys


Ve aqui para ver la segunda parte...

0 comentarios:

Post a Comment

 

Blog Template by BloggerCandy.com